Para hablar inglés hay que pensar en inglés, con material sólo en inglés, y no en español.

Aquí te ayudamos

Para pensar en inglés hay que ir paso a paso.

Aquí te marcamos los pasos.

Para hablar inglés hay que escuchar y repetir.

Aquí te guiamos.

Para entender a los nativos, hay que saber cómo pronuncian ellos.

Aquí te enseñamos.

Para escribir en inglés hay que aprender las reglas y practicar con ejercicios y con juegos.

Aquí practicamos.

Para aprender gramática inglesa hay que usar libros y profesores.

Aquí te facilitamos el aprendizaje.

El primer paso para aprender cualquier idioma es escuchar para poder luego repetir. Así es como aprendemos de pequeños.

Habría que seguir un orden:

Primer paso. Aprendemos lo básico:

  • Abecedario
  • Números
  • Colores
  • Preguntas y respuestas para poder mantener una conversación sencilla
  • Días de la semana, meses del año, estaciones
  • La hora
  • Los verbos de las acciones más comunes que realizamos a diario
  • Situaciones que se puedan dar cuando uno viaja o va a una entrevista o a un restaurante.

Todas estas palabras y contextos los escuchamos, repetimos, hablamos, escribimos y aprendemos directamente en inglés, sin traducir a nuestro idioma. De esa manera, no cogeremos el mal hábito de traducir en el primer nivel. Desde el primer momento tenemos que trazar una frontera entre el inglés y el español como si de dos países separados se tratase. Nuestro cerebro no siempre nos obedece y se acomoda al idioma que conoce, el español, pero tenemos que acostumbrarnos desde los niveles bajos, para que luego sea algo natural según avances.

En niveles más avanzados sí traduciremos, cuando ya sepamos cambiar de inglés a español y de español a inglés, sin mezclarlos.

La idea es conseguir que estas palabras que forman la base del idioma queden bien aprendidas. Siendo así, avanzar de nivel será tarea fácil. ¿Cómo? Mediante la práctica.

¿Cómo lo vamos a practicar si todavía sabemos muy poquito? Con juegos, con redacciones, con libros específicamente adaptados al nivel, escuchando audios de nivel elemental, viendo documentales o películas sencillas, con subtítulos, de momento…

Segundo paso. Ahondamos en gramática.

Ahondar un poco en la gramática para ir perfeccionando. Aquí cada alumno puede ser tan exigente como quiera, o como necesite. Es bueno ayudarse de un método (libro de teoría, libro de ejercicios, material digital…) y de un profesor que te facilite el aprendizaje y te guíe.

Vocabulario.Es necesario seguir avanzando con el vocabulario. Se puede aprender de memoria, aunque es mucho más efectivo aprender vocabulario poniéndose en la situación con un libro, un roleplay, un juego, una canción, una película…

Tercer paso. Para finalizar mucha práctica

Podemos estudiar más gramática, depende de nuestras necesidades, pero sobre todo ya tenemos que escuchar, hablar, redactar, leer y en definitiva practicar mucho.

¿Vocabulario? Siempre. Todo el vocabulario que aprendamos, escuchado y leído, nos va a ayudar a tener más fluidez. Ten siempre a mano dos diccionarios, uno sólo en inglés y otro español-inglés. Si no sabes cuál elegir, consúltame.

RECUERDA LO MÁS IMPORTANTE ES ESCUCHAR Y REPETIR.

¿CÓMO SI NO APRENDIMOS DE PEQUEÑOS?